Viernes, 16 Febrero 2024 17:28

Bébédjia- Bero - Doba - Bébédjia. 13 de febrero de 2024

Valora este artículo
(0 votos)

Bébédjia- Bero - Doba - Bébédjia. 13 de febrero de 2024

El hecho de que nuestro proyecto Estudiar en Chad haya crecido tanto implica eso. Desplazamientos bajo un calor infernal para saludar a los ahijados que tenemos en las poblaciones más cercanas en régimen de internado. Hay alguno que se me escapa: los más pequeñitos que son de apoyo nutricional y a los que tenemos en régimen de internado en Sahr y los de Maybombaye, porque quedan muy lejos de Bébédjia y resulta imposible hacer tamaños viajes en el poco tiempo que paso aquí.
Empezamos con 10 niños y ahora mismo tenemos a más de 160 en el programa!
Cada viaje hacemos lo imposible para que yo vea a la mayoría de ellos. A ellos les emociona ver que volvemos porque entienden que les queremos, que nos preocupamos y que seguimos estando allí. Pero el regalo, papá, el regalo me lo hacen a mí. A muchos de ellos los he visto pasar de bebotes a niños y de niños a adolescentes y a unos cuantos, de adolescentes a jóvenes.
No creas que es tarea fácil lo de verlos a todos. Y todavía es más difícil cuidarlos a todos día tras día. Durante estos años han cambiado mucho las situaciones de sus familias: abandonos, fallecimientos de los dos padres, embarazos no deseados, alcoholismo, abusos, violencia…pero ahí están los chiquillos, gracias a nuestra contraparte (maravillosa), sor Laura y sor Guadalupe, a la responsable del proyecto (Cristina) y a todos los que se decidieron a apadrinar (gran parte amigos míos).
¡Pero noooohombre! (Lupita dixit). Si no fuera por este par de mexicanas, esto no funcionaría. Los conocen como solo una madre conoce a un hijo. Los cuidan cuando están enfermos. Se aseguran de que coman, de que estudien, de que tomen sus pastillas, de que laven sus uniformes. Madres. Y madres “bien mucho” amorosas, no creas, aunque cuando toca echar broncas, ahí le dan!
A todo le ponen eso: amor, sal y una pizquita de chile.

El caso es que ahí nos montamos en la Toyota a las 15 horas y estuvimos en danza hasta las 20:30, visitando a unos y otros, echando lagrimillas, compartiendo cafés, fruta y galletas con los misioneros que cuidan de nuestra extensa prole.
En Bero está el internado de San Francisco de Sales con sus 55 niños de primaria. El padre Yves (que es camerunés y habla inglés y bien podría ser modelo - no me mires así, papá. Estoy describiendo) a organizado a los chicos para que nos hagan un baile de bienvenida. Y al final, he recibido hasta un ramo de buganvillas y florecillas del árbol que parece una pata de elefante. Muy estrella yo, cuando los que se han salido han sido ellos.

De ahí pasamos a Doba a recoger a Brillante, Chanceline y Prisca al internado de las Alcantarinas (donde la risueña Marilda nos recibe con noticias regulares que seguro se podrán gestionar) y las llevamos al internado de chicos (San Francisco de sales también, pero de mayores) donde tenemos a mi queridísimo Arnaud (que solo tiene a las hermanas y a Matxalen), Eloi (le ha cambiado la voz!) y el tímido Moise.
Dispersos por el suelo sobre las alfombras plasticosas de aquí yacen los adolescentes y sus cuadernos. Las niñas están con un corte tremendo, sobre todo Vrillante, que ha venido con la equipación de baloncesto amarilla porque la hemos sacado de un entreno. Sin paño ellas se sienten desnudas, aunque a mí me parece que Brillante estaba absolutamente top con su camiseta y pantalón.

Y la guinda para el final. Mi hija Marie Claire, con su cojera que tan bien disimula y su precioso vestido de dibujos geométricos.
- Te quiero, pequeña. Estudia mucho, se responsable, disfruta. On est ensemble.

Vuelvo llorando en silencio, en el asiento trasero de la Toyota. Siempre me pasa cuando veo a Marie Claire.
Ojalá….
Lloro hasta que Laura reproduce en el móvil una canción tipo Bollywood que le chifla a Lupita.
- Ponme la de los indianos, madre…
Esta pareja nunca dejará de sorprenderme.

 

NB:
Estudiar en Chad es uno de los 3 proyectos de la fundación el Compromiso (usease nosotros). Por orden de aparición tenemos enganchados (el proyecto sanitario de hermanamiento entre el Hospital de Fuenlabrada y Saint Joseph), Estudiar en Chad (el proyecto socio educativo que apoya a los huérfanos de SIDA y, en algún caso, de familias extremadamente vulnerables - como si aquí no fueran todas vulnerables) y el proyecto Femmes en Detresse (mujeres apoyando a mujeres).

Visto 84 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Información

© 2014-2024 ¡EnganCHADos!   

Email: contacto@enganchados.org

Hospital Universitario de Fuenlabrada
C/ Camino del Molino, 2
28942 - Fuenlabrada

Comunidad de Madrid

 Aviso Legal

Telefonos

618 271 306      Politica de cookies