Domingo, 13 Octubre 2019 07:50

UN CIELO CUBIERTO POR ALAS DE ANGEL

Escrito por Dr.- Javier de La Torre
Valora este artículo
(0 votos)
           Dicen que por mucho y por muchas veces que hayas compartido aventuras y risas con una persona, no sabrás que esta persona es y será para siempre tu amigo hasta que le ves llorar , y lloreis juntos.
Esta mañana desgraciadamente ha sucedido con mis compañeras Paula, Julia y Rocio ; una a una han roto en lágrimas al recibir una terrible noticia: Ha amanecido muerto en su camita, solo, con un hilo de sangre brotando por su oido, producida por una posible fractura de base de craneo,  Survi, el niño de apenas dos años que hace unos dìas fue encontrado abandonado, amarrado y maltratado presuntamente por su padre. El niño parecìa que ayer estaba algo mejor; sus multiples heridas mejoraban, sus edemas y contusiones disminuìan . Todo eran esperanzas...

Paula lo bautizó "Survi" , disminutivo de de Survivant ( superviviente) . y es que el nombre le venía al pelo.
Ayer por la tarde, emocionadas, sus madres de adopción: Paula, Julia y Rocio , le compraron en el mercado del jueves en Bébédjia, con la ilusión de  madres primerizas, dos indumentarias : camisetas y pantaloncito , y más tarde adquirieron en una farmacia dos juegos de pañales para mantener algo más aseado  a ese niño de dos años que ha perdido el control de esfínteres debido a la colosal paliza sufrida.
"Por la mañana pasaremos verlo y le pondremos la ropita... Estará monísimo!!"

Pero por la mañana cuando empezabamos a pasar visita en la maternidad , Julia, con ojos empapados de lágrimas y con dificultad para articular palabras nos dijo: "Ha muerto, Survi ha muerto". Paula, estremecida se le abrazó al escuchar la inesperada noticia. Y desconsoladas, ante la mirada sorprendida de las matronas, tuvieron que abandonar la sala . Las matronas les miraban con estupefacción sin saber que les podía pasar . Rocio que era la que dirigía el pase de visita , con profesionalidad mantuvo la compostura , tragando saliva y lágrimas hasta salir de la sala de maternidad en la que nos encontabamos, y unos metros más adelante.... rompió a llorar...La abracé para consolarla y para intentar tambien aliviarla de algo de su dolor y desconsuelo.
Otro ángel inocente batió sus alas. Y , al rato preguntamos por otro niño que presentaba una sepsis y una trombosis en una pierna y, tambien había fallecido durante la noche.
Mañana gris..., gris muy oscuro,  practicamente negra, como casi todas durante este viaje.
Y es ue aqui la noche nos pone las cosas en nuestro sitio. Cercena esperanzas.

Nos muestra nuestras limitaciones, marca el límite entre la vida y la muerte. Elige a quien se lleva., coloca alitas y convierte en angelitos a los más frágiles y los lanza hacia el cielo . Son muchos , demasiados para que lo podamos aceptar con naturalidad africana unos europeos.
Por la tarde hemos operado otra niña, afortunamente ha ido bien. ¡ un poco de tregua!. Luego nos hemos vuelto a reir juntos, juntos, y carcajadas. Ahora con la complicidad que se tiene cuando ya se ha llorado juntos. Como verdaderos amigos, y para siempre.

Se acaba eun nuevo día. Miro al cielo, como todas las noches. Sigue sin mostrarse estrellado y luminoso como acostumbraba otros años.
La luna está velada y las estrellas semiocultas por una especie de permanente película  algodonosa...
Un cielo cubierto, quizás tapizado por alas de ángel.
Visto 14 veces Modificado por última vez en Domingo, 13 Octubre 2019 07:53

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.